jueves, 3 de diciembre de 2009

People have the power


Esta gaviota de la uves dobles es el símbolo de la resistencia de los internautas ante lo que establece el anteproyecto de la Ley de Economía Sostenible en relación a Internet, en concreto, la posibilidad de bloquear webs que alojen o faciliten sin permiso vínculos a ficheros sujetos a derechos de autor, como películas, música o videojuegos. Después de una intensa mañana de intercambio de opiniones, quejas y chascarrillos en Twitter, se está fraguando una verdadera respuesta ciudadana frente a lo que el colectivo de habitantes de las redes considera un atentado contra la libertad de expresión y relación que subyacen en la propia filosofía de Internet.

El origen de la revuelta está en un manifiesto, firmado por eminentes blogueros y  variopintas personalidades del mundo de los unos y los ceros, que en pocas horas fue reproducido en innumerables blogs y medios digitales de ésta nuestra España. El documento en cuestión plantea como premisa que los derechos de autor no pueden eclipsar libertades ciudadanas tan elementales como la de expresión, y que la limitación del acceso a Internet o el cierre de servidores y webs no puede quedar en manos de una comisión designada por el Gobierno, ajena por completo al Poder Judicial.

Ante la viralidad que ha adquirido el citado escrito a través de las redes de esta España nuestra, la Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde,  ha tenido a bien invitar a parte de los firmantes esta mañana al Ministerio para explicarles, aclararles más bien, los pormenores y la inocuidad de la iniciativa. Con lo que no contaba la buena señora era con el perfil friki-twitter de sus interlocutores, que se han dedicado, a lo largo de toda la reunión, a difundir vía dicha red de microblogging, las conversaciones que se han desarrollado en la sala, de forma que todos los twitteros hemos tenido acceso en tiempo real a las deliberaciones.

A medida que se veía que el encuentro derivaba en desencuentro, la red ha empezado a echar humo. Sirva como ejemplo que la página de Facebook creada para apoyar el Manifiesto, ha acumulado en una sola mañana  más de 45.000 fans, y el tag creado en Twitter, #manifiesto, no para de vomitar exabruptos y cuchufletas sobre el tema.

Finalmente, a última hora de la mañana se han convocado manifestaciones -esta vez presenciales- en distintas ciudades españolas para protestar contra el anteproyecto de ley a las 20:00 de mañana viernes. De las redes a las calles, de los virtual a lo físico. No sé si tendrá alguna trascendencia, pero el fenómeno de la revolución de los internautas está resultando apasionante, y en cualquier caso, ha ocupado los titulares de las principales cabeceras digitales durante toda la mañana (El País incluso ha reproducido el hashtag del Manifiesto de Twitter en su portada on line, reflejando en tiempo real todos los comentarios de los iracundos cibernautas).






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que quieras

 
Google Analytics Alternative