lunes, 29 de agosto de 2011

La guerra de los medios sociales


Interesante post en el blog de Nova Spivack sobre escenarios futuros en el panorama de los medios sociales. A diferencia de los que pensamos que se avecinan grandes batallas como las de la Tierra Media, con orcos, elfos, enanos, hombres y árboles que andan, de forma que solamente sobrevivan una o dos de las redes sociales más fuertes en la actualidad, Spivack defiende con buenos argumentos un panorama más conservador (y más pacífico) en el que una serie de ellas conviven en un entorno más o menos estable. Su tesis se basa en que Google+, Facebook, Twitter y LinkedIn, que serían las supervivientes, son servicios distintos entre sí con funciones específicas en cada caso que no se solapan.

En sus palabras: “el paisaje de los medios sociales se va a dividir en varios territorios”. La distribución quedaría entonces de la siguiente manera:

Facebook para las relaciones sociales.  Contactos más personales y actividades de grupos, juegos y aplicaciones relacionadas con el ocio. De acuerdo con Spivack, ni Twitter ni Google + rivalizan en sus funciones con Facebook en este campo.

LinkedIn para las relaciones profesionales: búsqueda de empleo, contrataciones, socios, clientes, proveedores… Es quizá el caso más claro y mejor definido, en lo que a su utilidad se refiere, y ninguna de las otras tres por ahora apunta a prestar estos servicios.

Google+ para compartir conocimiento. Según el autor, Google+ está pensada para compartir conocimiento pero no para las relaciones sociales como Facebook. Su defensa de este argumento es que la mayor fortaleza de Google ha sido y es el constituir la mayor fuente de información en tiempo real. Google+ puede aprovechar la capacidad de los motores de búsqueda y analítica para gestionar volúmenes masivos de información, no solamente artículos, fotos y vídeos, sino también las conversaciones que se generan en torno a los objetos.

Twitter para notificaciones.  Para Spivack Twitter ha sustituido al RSS; constituye una infraestructura de avisos y notificaciones que incluso podría surtir a Google+ y Facebook, si surgiesen entre estos reinos políticas de colaboración. El error estratégico en la actualidad es intentar que Twitter se convierta en una red social tipo Facebook.  A juicio del autor, esto le está alejando de su verdadera fortaleza.

Si Spivack tiene finalmente razón y llegamos a ese estado estacionario tendríamos un servicio para cada cosa y utilidad. Pero yo no estoy tan seguro de que los CEOs de las distintas empresas lo tengan tan claro y sigo augurando grandes choques en el campo de batalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que quieras

 
Google Analytics Alternative