lunes, 27 de agosto de 2012

Los BRIC suspenden en innovación

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual en colaboración con INSEAD ha publicado el informe “Índice Mundial de Innovación 2012”, un documento que valora y clasifica los esfuerzos innovadores de las naciones del mundo estableciendo un ranking de mayor a menor, tanto general como por regiones y en función de la renta.

El objeto de este ejercicio es, por una parte, destacar el papel de la innovación como factor de crecimiento económico de los países, y por otra, establecer una comparación horizontal que permita contrastar la situación de cada nación independientemente de su nivel de renta.

Los diez primeros puestos de la lista son en su mayoría previsibles, a saber, Suiza, Suecia, Singapur, Finlandia, Reino Unido, Holanda, Dinamarca, Hong Kong, Irlanda y EE.UU. Sorprende quizá la clasificación de Irlanda por encima de Estados Unidos dado que es uno de los “ángeles caídos” de la Unión Europea.

Pero lo realmente sorprendente es que ninguna de las naciones emergentes más fuertes de América Latina esté en el grupo de los 50 primeros, excepto Chile que ocupa la posición 39. Parece ser que las grandes apuestas americanas destinadas a ejercer la hegemonía en el nuevo orden económico no son fuertes en innovación. La poderosa maquinaria productiva brasileña apenas alcanza el puesto 58, Colombia el 65, Argentina el 70, Perú el 75 y México el 79. Por cierto, España está en el 29 del ranking mundial.

Si dirigimos la vista hacia los BRIC del este la cosa cambia algo, aunque se mantienen en niveles bajos. Dentro de la parte euroasiática de las potencias emergentes, China ocupa el puesto 34 dentro de la clasificación mundial, Rusia el 51 y la India el 64. Tampoco es para tirar cohetes, sin embargo, los autores del estudio subrayan que “los resultados obtenidos por China en el pilar fundamental de producción de conocimientos y tecnología solo han sido superados por Suiza, Suecia, Singapur y Finlandia”. Parece ser que este indicador es fundamental de cara a aumentar en el futuro la posición en el ranking general. Por otro lado, India y China encabezan la lista complementaria de eficiencia en la innovación que muestra qué países sobresalen en la transformación de determinados recursos invertidos en productos de la innovación. Esto demuestra que no hace falta tener un elevado nivel de renta para innovar bien.

El informe insiste en la necesidad de que los países emergentes inviertan más en sus entornos y estructuras de innovación, incluidas China e India, que a pesar de evolucionar favorablemente presentan serias deficiencias en este campo. El caso de América Latina es aún más preocupante y requiere de unas políticas de fomento de la innovación mucho más vigorosas, si quieren entrar en la competencia mundial de productos y servicios de valor añadido, y dejar de ligar el crecimiento a la exportación de productos primarios, cuyos mercados son volátiles e inestables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que quieras

 
Google Analytics Alternative