martes, 12 de febrero de 2013

Mercado laboral: dos crisis y una paradoja

Altas tasas de empleo juvenil asociadas a una carencia de personal cualificado en las profesiones críticas que demanda el mercado. Es lo que la consultora Mckinsey denomina “dos crisis y una paradoja” en un reciente informe sobre desempleo juvenil, Education to Employment: Designing a System That Works.

El trabajo ha orientado su foco de estudio hacia nueve países heterogéneos de distintos continentes: Brasil, Alemania, India, México, Marruecos, Turquía, Arabia Saudí, Reino Unido y los Estados Unidos de América. Afirma citando a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que en el mundo existen alrededor de 75 millones de jóvenes desempleados; paradójicamente, en torno al 43% de los empleadores entrevistados en las naciones pertenecientes a la muestra afirman no encontrar personal lo suficientemente cualificado para hacer frente a su demanda.

Supongo que este problema no afecta a Grecia o a España, en donde no hay empleo de ningún tipo ni para jóvenes cualificados ni para jóvenes sin cualificar, pero conviene seguir de cerca el problema, aunque solamente sea como un sano e higiénico ejercicio intelectual. Por desgracia nuestros problemas son otros.

Pero vayamos al grano. El informe detecta seis grandes problemas en los sistemas de educación y formación que obstaculizan el acceso al empleo. Algunos nos suenan como la letanía que siempre repite la patronal en países como España, lo que no quiere decir que les falte razón, aunque habría que pensar que la educación de las personas tiene como objetivo crear ciudadanos cultos y responsables, no curritos inmediatamente adaptables a un puesto de trabajo. Pero bueno, no discutiremos estos temas.

1. Los empleadores, el sistema educativo y los jóvenes viven en universos paralelos. Los tres tienen distintas visiones de una misma realidad. Menos de la mitad de los jóvenes entrevistados piensa que tiene una formación adecuada al mundo laboral, mientras que el 72% de los educadores si lo cree. A juicio de los autores no existe una relación y una comunicación permanente entre los educadores y los empleadores que pueda adecuar la oferta y la demanda de formación.

2. El viaje de la educación al trabajo está plagado de obstáculos: costearse una educación superior a menudo muy cara; en segundo lugar, los currículos no contemplan por lo general la enseñanza de habilidades laborales; y finalmente, el acceso al trabajo suele suponer una ruptura en el proceso, dado que en la mayoría de los casos el primer empleo suele tener poco que ver con el campo de los estudios cursados.

3. El sistema de educación para el trabajo falla tanto para los jóvenes como para los empleadores. En porcentajes, existe una mayoría de descontentos en ambos grupos.

4. Los programas innovadores y efectivos que se aplican en distintas partes del mundo tienen elementos importantes en común. En concreto, suelen basarse en el hecho de que los educadores y los empleadores “invaden” el terreno del contrario: los primeros promueven que los estudiantes compaginen los estudios con trabajos a tiempo parcial y los segundos intervienen en el desarrollo del currículo formativo.

5. La creación de un sistema exitoso de educación para el empleo requiere de nuevos incentivos e infraestructuras: más información sobre oportunidades profesionales para padres y jóvenes; más colaboración y acuerdos entre los empleadores y los trabajadores de cada sector de actividad; y finalmente, los países necesitan integradores, órganos capaces de tener una visión completa del sistema de educación para el trabajo, demasiado fragmentado y heterogéneo, que recojan información, destaquen las buenas prácticas y asesoren.

6. Los sistemas de educación para el empleo necesitan ampliar su escala. El informe hace referencia a tres retos:
a) eliminar las restricciones de recursos de los proveedores de educación,
b) ampliar las oportunidades de la juventud de aprender trabajando, y,
c) superar la resistencia de los empleadores de invertir en formación.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que quieras

 
Google Analytics Alternative