martes, 26 de julio de 2011

África digital: ¿un modelo de desarrollo?


Me deja estupefacto un artículo de “Time” del número del 11 de julio, en el que Alex Perry describe y ensalza el vertiginoso crecimiento del uso de TIC en África, especialmente en Kenia y Tanzania. Lo malo que tiene esta conocida publicación es que parece sometida a un trastorno bipolar: pasan de los artículos más negros y agoreros a otros que irradian optimismo, como el que nos ocupa. El caso es que describe la fuerte penetración que ha experimentado la comunicación vía móvil en el continente – habla de una penetración de alrededor del 50% de la población de los países en su conjunto y de un 92% en el caso de Kenia-, y como este factor se está convirtiendo en un motor de desarrollo económico.

El autor (o autora porque podría llamarse Alexandra) aporta cifras sobre el uso de teléfonos móviles: de prácticamente ninguno hace una década a medio millardo en la actualidad, prácticamente uno por cada dos africanos. De acuerdo con el Banco Mundial, cada 10 móviles adicionales por cada 100 habitantes, el PIB aumenta del 0,6 al 1,2%.  De disponer de un solo cable submarino que conectaba África con otros continentes en 2007, en 2011 ya dispone de 7, y se prevé que en 2013 sean 12.  El uso de Internet por parte de la población africana también crece exponencialmente. En 2010 África ya superaba a Europa Occidental en número de clics en anuncios de Google, por poner un ejemplo.

Pero lo realmente interesante es que el continente negro no es un mero consumidor pasivo de servicios digitales. En países como Kenia, empresas locales como Safaricom han sido pioneras en desarrollar un sistema de banca para móviles destinado a mercados masivos (M-PesaPesa quiere decir dinero en swahili), que ha sido copiado en otras partes del mundo. La plataforma Ushahidi (“testimonio” en swahili) para geolocalizar desastres nació en Nairobi, tras las violentas luchas políticas que tuvieron lugar en 2007, y ahora es la principal herramienta en todo el mundo para informar de crisis, levantamientos o desastres naturales (utilizada 14.000 veces en 128 países). Esto ha llevado a etiquetar a la región como “Silicon Savanna”, como un guiño al Silicon Valley californiano.

A lo mejor mis estudios de desarrollo económico quedaron desfasados con el cambio de siglo, pero no entiendo cómo se puede hablar de iniciar la senda del desarrollo en un continente que carece de infraestructuras físicas, donde la agricultura de subsistencia sigue ocupando a gran parte de la población, donde la gran mayoría de los ciudadanos de los países vive en la extrema pobreza y en el analfabetismo, donde el desarrollo urbano es escaso y caótico, y finalmente, donde los gobiernos son corruptos hasta extremos inconcebibles, por citar solamente unas pocas características del panorama africano. No niego que no sea positivo el surgimiento de una industria TIC pero creo que es a todas luces insuficiente para incorporar a las naciones de África al club de los países emergentes (aunque habría que estudiar si el despegue digital de potencias como India está beneficiando realmente a toda la sociedad y a la economía local, o si por el contrario supone una burbuja de aceite dentro del sistema productivo que beneficia solamente a una minoría). A mi modo de ver no se puede apostar por un modelo de crecimiento basado en tantos desequilibrios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que quieras

 
Google Analytics Alternative